SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

 El día 18 de Enero el Papa Francisco invitó a reconocer los dones de Dios hechos a otros cristianos al celebrar las Vísperas en la Basílica de San Pablo Extramuros en la apertura de la 52ª Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Para esta celebración, el Papa estuvo rodeado de representantes de otras iglesias cristianas presentes en Roma, incluido el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, con quienes se recogió en la tumba del apóstol Pablo.

En su homilía, advirtió contra “el grave pecado de disminuir o despreciar los dones que el Señor ha otorgado a otros hermanos, creyendo que son de alguna manera menos privilegiados de Dios”: “Si nos alimentamos de estos pensamientos, permitimos que la gracia misma se convierta en una fuente de orgullo, injusticia y división”. “Es fácil pensar que la gracia espiritual que nos ha sido otorgada es nuestra propiedad, algo que nos pertenece y nos pertenece”, dijo el Papa. Es posible, además, que los dones recibidos de Dios nos cieguen a los dones dados a otros cristianos.

Invitó a “reconocer con humildad que las bendiciones recibidas no son nuestras por derecho, sino que son nuestras por don, y que nos las han dado para que las compartamos con los demás”. “Debemos reconocer el valor de la gracia otorgada alas otras comunidades cristianas”, insistió el Papa Francisco, que quería un “intercambio de regalos”. También evoca el tema de esta semana de oración: “Buscarás la justicia, nada más que la justicia” (cf. Deut. 16, 18-20). El Papa dijo: “los que son fuertes deben cuidar de los débiles … La solidaridad y la responsabilidad compartida deben ser las leyes que rigen a la familia cristiana. Por el contrario, “si la riqueza no se comparte, la sociedad se divide”.

ZENIT – 18 enero 2019