Celebración de las misiones trinitarias

El día 26 de abril, celebramos la fiesta de la Madre del Buen Consejo, Patrona del Instituto de Hermanas Trinitarias, bajo cuya protección se encomiendan las misiones llevadas a cabo en el Instituto, celebrando en esta misma fecha el día de las Misiones Trinitarias .

Este año teniendo especialmente presente la misión en Guatemala. María es la mujer fiel y atenta a las necesidades de los demás, por eso siempre tiene el mejor consejo para nosotros, sea cual sea nuestra situación. En ella siempre encontraremos el camino que nos lleva a Jesús. Como trinitarias, la mejor consejera que podemos tener es María.

Ella antes de aconsejar habla a su hijo de las necesidades de las personas, intercediendo por ellos ante Él, como lo hizo en Cana, por eso todo consejo que recibamos de ella estará siempre precedido de su intercesión maternal por nosotras.

En las bodas de Cana, María nos deja su mayor consejo y de alguna manera el que impregnará todos los consejos que recibamos de ella: “Haced lo que Él os diga”. No hay mejor consejo, sea cual sea la situación que estemos viviendo, que el de escuchar la voz de Dios en nuestro interior y hacer en cada momento lo Él nos pide. María es ejemplo de docilidad a Dios y es la primera misionera por llevar a Jesús en su seno y darlo a luz al mundo, por eso le encomendamos a ella las misiones trinitarias, para que proteja y acompañe cada uno de los proyectos que se llevan a cabo en distintos países del mundo: México, Argentina, India, y este año especialmente la presencia en GUATEMALA.

DESEOS Y MOTIVACIONES PARA ESTE DÍA

Tenemos presente a cada una de las hermanas, a cada uno de los niños, jóvenes y mujeres con los que ellas comparten su vida. Desde este espacio abrimos nuestro corazón y presentamos a Jesús, cada una de las realidades que ya no nos son ajenas y les bendecimos y les acompañamos con nuestra oración. María, tú eres nuestra mejor Consejera, porque te asiste el Espíritu Santo en persona. Yo necesito tu consejo para los mil asuntos que envuelven mi vida. Guíame en la vida para hacer realidad aquello por lo que existo y para lo que fui creado. Dame algo de tu sabiduría para acompañar en sus dificultades a aquellos que sufren, que lloran y no logran encontrar sentido a su vida. Enséñame a discernir los engaños del mal espíritu y descubrir las luces del Espíritu Santo en mi vida. Enséñame a ser misionera para llevar al mundo la palabra de Dios traducida en amor. Protege la misión trinitaria en GUATEMALA bendiciendo sus proyectos con buen fruto. Madre del buen consejo, se nuestra consejera en el camino de la vida.

ORACIÓN A MARÍA POR LAS MISIONES TRINITARIAS Virgen del Buen Consejo, madre y consejera nuestra, bajo tu protección encomendamos las Misión Trinitaria en GUATEMALA. Acompaña a las hermanas y laicos que entregan su vida en este proyecto de Misión para, que siendo dóciles a la voz del Espíritu, extiendan el carisma trinitario alrededor del mundo. Bendice con tu protección las aldeas y lugares de GUATEMALA en los que se trabaja, haciendo fructíferos todos sus proyectos de Misión. Amén.