Onomástica Padre Fundador

En la festividad de San Francisco de Asís celebramos las Hermanas Trinitarias la onomástica de nuestro Padre Fundador, Francisco de Asís Méndez Casariego.

San Francisco nació en Asís (Italia) en 1182. Murió el 4 de Octubre del 1226. Amó la pobreza y la eligió como modo de vida y como camino de libertad y expresión de amor a todo lo creado. Amó la naturaleza y manifestaba especial comunión y sintonía con todas las criaturas, y en todas encontraba la huella del Creador. Amaba a los enfermos y a los pobres, y les regalaba cuanto llevaba consigo; en ellos veía el rostro de su Señor.

SAN FRANCISCO DE ASÍS Y EL PADRE MÉNDEZ.

Bien podemos decir que el Padre Méndez, bautizado con el nombre de Francisco de Asís, encontró en su persona la protección de este santo universal, y tanto su vida como su obra fueron expresión de aquellas máximas excepcionales que definen la vida del Santo de Asís.

Este parecido lo vemos. en su exquisita delicadeza en el trato con todas las criaturas, como si del mismo Rey del universo se tratara, pero sobre todo se percibe el paralelismo en su preferente amor a los pobres, los enfermos, los desvalidos y rechazados socialmente: los más necesitados. Pero en aquellos que han experimentado el extremo del Amor, hasta dedicar toda su vida, sin condiciones ni reservas, al servicio del Amor, encontramos una experiencia humana y espiritual, que es compendio de toda su vida.

Esta experiencia es Gracia de Dios, pero requiere docilidad en quien la recibe, y por ser eje y clave de una vida, marca un antes y un después en la vida de los elegidos. Si en el santo de Asís podemos destacar la experiencia ante la imagen de Cristo crucificado en la Iglesia de San Damián, hacia el año 1206, en la vida de Francisco Méndez encontramos la experiencia Monasterio de la Encarnación de Madrid, en el año 1876.